22-25 DE OCTUBRE DE 2015 EN ROMA POR LA FAMILIA CON EL PUEBLO SUMMORUM PONTIFICUM
Correo 56
Imprimir Mandar a un amigoPartagez sur TwitterPartagez sur Facebook

 
 
A fines de octubre, y por cuarto año consecutivo, el pueblo Summorum Pontificum se reunirá en Roma para una peregrinación. Esto ya se ha convertido en una institución: la liturgia tradicional se despliega en Roma durante tres días, en particular, en la basílica vaticana. Sacerdotes y fieles del mundo entero se encuentran para rezar ad limina apostolorum, en los «umbrales» de los Apóstoles. La peregrinación coincidirá este año con la clausura de la asamblea ordinaria del Sínodo de la Famila. El programa de la peregrinación ha sido en parte revelado y hemos sabido con gozo que el padre abad de Fontgombault, Dom Jean Pateau, celebrará la última misa de la peregrinación, el domingo 25 de octubre, fiesta de Cristo Rey.

Para conocer algo más sobre el programa y los detalles prácticos de la peregrinación, hemos entrevistado a Giuseppe Capoccia, su delegado general.



Giuseppe Capoccia, delegado general de la peregrinación del pueblo Populus Summorum Pontificum, con el Papa emérito y con el abogado Marco Sgroi, secretario de la coordinación italiana de los grupos Summorum Pontificum (CNSP).


1) Giuseppe Capoccia, ¿cómo se presenta esta cuarta peregrinación?

GC: El contexto es un poco especial este año dado que la peregrinación coincidirá con la clausura del Sínodo de la Familia. Por tal motivo, ya resulta difícil encontrar alojamiento en el centro de Roma en las pensiones religiosas. Invito, pues, a todos los peregrinos, y sobre todo a los sacerdotes, a no demorarse para reservar su alojamiento. También a causa de la reunión del Sínodo, ningún jefe de dicasterio estará disponible para las diferentes celebraciones de la peregrinación. En consecuencia, será un arzobispo diocesano italiano quien celebre en la basílica de San Pedro el sábado 24 de octubre, al término de la solemne procesión que guiará Dom Pateau por las calles de Roma.

2) ¿Entonces, los peregrinos tendrán la oportunidad de rezar por el Sínodo?

GC: Sí, o más exactamente, por los padres sinodales. El año pasado ya habíamos elevado nuestras oraciones, en el rosario en Sant'Agostino, en Nuestra Señor del Alumbramiento, para que concediera a la Iglesia «su sabiduría maternal a fin de que, en estos tiempos de confusión donde tantas veces es rechazada y objeto de irrisión, la divina institución de la familia pueda encontrar siempre en ella su inflexible defensora y abogada». Rezaremos nuevamente este año para que la Iglesia ponga a nuestras «pequeñas iglesias domésticas», como las llamaba el papa Juan Pablo II (Familiaris Consortio, 51), bajo la protección y la guía de la Sagrada Familia de Nazareth, modelo de vida familiar, de educación y de santificación.

3) ¿Hay novedades en el programa con relación a los años anteriores?

GC: La estructura de la peregrinación sigue siendo la misma. Comenzaremos con las vísperas seguidas por la bendición con el Santísimo Sacramento, el jueves a la tarde en la iglesia de la Santísima Trinidad de los Peregrinos, cantadas por la Schola Sainte-Cécile. El viernes 23 de octubre, a la mañana rezaremos el rosario, después haremos el Vía Crucis y a la tarde celebraremos la fiesta de San Antonio María Claret durante una misa pontifical celebrada por por Mons. Pozzo, secretario de la Comisión Ecclesia Dei. Aunque todavía queda por confirmar en qué lugares tendrán lugar estas actividades, desde ya puedo contarle que el encuentro sacerdotal reunirá a los sacerdotes y seminaristas de la peregrinación en el Angelicum (Pontificia Universidad Santo Tomás de Aquino), donde serán recibidos por el padre Serge-Thomas Bonino, decano de la facultad de filosofía. El sábado nos recibirá de nuevo don Ivan, cura párroco de San Lorenzo in Damaso, para la adoración eucarística que precederá la solemne procesión hacia San Pedro a través de las calles históricas de Roma. Dom Pateau nos hará el honor de presidir esta hermosa procesión hacia la tumba del Apóstol. La misa en San Pedro será al mediodía, como el año pasado. El domingo, festejaremos la fiesta de Cristo Rey a las 11 de la mañana, nuevamente en la Santísima Trinidad de los Peregrinos, con dom Pateau y el coro inglés dirigido por Matthew Schellhorn, un joven y telentoso músico que acaba de fundar un concurso de música sacra con el apoyo de la Latin Mass Society.

4) ¿Ya se sabe quién celebrará en San Pedro?
 
GC: No todavía. Un arzobispo diocesano italiano aceptó hacerlo, pero podría ser designado para participar en el Sínodo por sus pares o por el Santo Padre. Una vez que la Conferencia Episcopal Italiana haya designado a sus representantes, durante el mes de mayo, en principio, deberíamos poder darle más información al respecto.

5) El año pasado, se había organizado la peregrinación con Juventutem, que festejaba su décimo aniversario. ¿Habrá este año otras acciones conjuntas?

GC: La cooperación con Juventutem ha sido muy benéfica para todos. Han podido agregar nuevos grupos, como Eslovenia o Hungría, y fijarse nuevos objetivos, mientras que nosotros, junto con ellos, hemos tenido el privilegio de ser recibidos por el papa emérito Benedicto XVI, quien, después, envió un cálido y paternal mensaje a los peregrinos. Este año, la Federación Internacional Una Voce ha elegido tener su Asamblea General bianual durante la peregrinación. Por otro lado, gracias a la FIUV podremos contar con la presencia, junto con la Schola Sainte Cécile, de Matthew Schellhorn y su coro. Además, otra iniciativa internacional, relacionada con el Sínodo de la Familia, debería tener lugar. Ya tendremos ocasión de hablar de ello.

6) Tenemos entendido que ya han comenzado a preparar la peregrinación de 2016.

GC: Sí. Desde que nos hemos enterado de que el papa Francisco había decretado para 2016 el Año Santo de la Misericordia, nos hemos puesto a trabajar, dado que se trata de circunstancias excepcionales que harán afluir a los peregrinos... ¡y a los turistas!, a Roma. De modo que ya estamos en contacto con un arzobispo de la costa oeste de Estados Unidos para que haga coincidir su venida a Roma por el Año Santo con nuestra peregrinación. Invito, además, a los lectores de Paix liturgique y a los peregrinos a reservar desde ahora las fechas de la edición 2016 en su agenda para la peregrinación que tendrá lugar ese año del jueves 27 al domingo 30 de octubre.

7) ¿Una palabra para terminar?

GC: Quisiera recordar la triple finalidad de nuestra peregrinación: agradecer el don del motu proprio Summorum Pontificum, expresar nuestra fidelidad a Pedro y nuestra disponibilidad para ponernos en camino para participar en la obra de la re-evangelización, y finalmente, dar testimonio de la eterna juventud y de la riqueza inagotable de la liturgia tradicional, gracias a la cual se comprende mejor el don que nos ha hecho Cristo de Su persona mediante el misterio de Su sacrificio, renovado perpetuamente en nuestros altares.