¡Tres católicos portugueses sobre cuatro no escucharon hablar del Motu Proprio Summorum Pontificum!
Correo 6
Imprimir Mandar a un amigoPartagez sur TwitterPartagez sur Facebook

 
 
Del 11 al 14 de mayo, el Santo Padre se ha dirigido en viaje apostólico a Portugal por el 10° aniversario de la beatificación de los pastorcitos de Fátima (Francisco y Jacinta Marto). Con la ocasión de este evento, Paix Liturgique le ha encargado al Instituto Louis Harris un sondeo sobre la recepción del Motu Proprio Summorum Pontificum por parte de los católicos portugueses. Portugal, país de gran tradición católica, parece haber dejado totalmente de lado este texto. Es muy simple, no hay más que una sola misa tradicional dominical regular celebrada en todo el país (en Fátima). Que por otra parte no es parroquial... Con la misa de la Fraternidad San Pío X en Lisboa, son las dos únicas celebraciones según el misal de 1962 en todo el país.

Los resultados de este nuevo estudio, realizado desde el 29 de abril hasta al 6 de mayo de 2010 por el Instituto Harris Interactivo sobre 950 católicos portugueses, son instructivos por varios motivos. En resumen: los católicos portugueses descubren la libertad de la misa tradicional y quieren hacer uso de ella.

Pregunta n° 1: ¿Asiste a misa?
Cada semana: 11,7%
Una vez por mes: 7,6%
Para las grandes fiestas: 12%
Ocasionalmente (bodas...): 68,7%

Pregunta n° 2: El papa Benedicto XVI ha recordado en julio de 2007 que la misa podía ser celebrada al mismo tiempo según su forma moderna llamada “ordinaria” o “de Pablo VI” –en portugués, el sacerdote de frente a los fieles, la comunión de pie– y según su forma tradicional llamada “extraordinaria” o “de Juan XXIII” –en latín y gregoriano, el sacerdote vuelto hacia el altar, la comunión de rodillas–. ¿Lo sabía?
Sí: 26%
No: 74%

Pregunta n° 3: ¿Consideraría usted normal o no normal si las dos formas litúrgicas debieran ser celebradas regularmente en SU parroquia?
Normal: 44,7%
No normal: 40%
No se pronuncia: 15,3%

Pregunta n° 4: Si la misa fuera celebrada en latín y gregoriano según su forma extraordinaria en SU parroquia, sin sustituir la llamada ordinaria en portugués, ¿asistiría? (Sólo se tomaron en cuenta las respuestas de los practicantes regulares, tanto semanales como mensuales).
29,5% asistiría cada semana
24% una vez por mes
14,2% para las grandes fiestas
23,5% ocasionalmente
8,8% nunca


LAS REFLEXIONES DE PAIX LITURGIQUE

1.- Después de los sondeos realizados en Francia, en Italia y en Alemania, este nuevo sondeo confirma la excelente disposición del pueblo católico hacia la forma extraordinaria del rito romano. Aquí también, como en todas partes (salvo en Italia, donde el porcentaje ha sido netamente más elevado), cerca de un tercio de los practicantes asistirían cada semana a la misa tradicional si fuera celebrada en su parroquia. Insistimos: esta indicación en todas partes y constantemente repetida es un dato pastoral masivo, incontrolable como se dice. Sólo los ciegos pueden ignorarlo.

2.- Por otro lado, esta inclinación favorable es especialmente interesante dado que, por primera vez en el curso de esta serie de encuestas encargadas por Paix Liturgique, la gran mayoría de los católicos interrogados nunca había oído hablar del Motu Proprio Summorum Pontificum: 74%. Dicho de otro modo, al enterarse de que la asistencia a la misa tradicional en sus parroquias sería posible, como en todas partes en el mundo, los católicos que han sido privados de ella desde hace cuarenta años dicen que quisieran asistir regularmente.
Esto desconocimiento de los católicos portugueses es debido, no sólo al poco interés de los media portugueses por las cuestiones litúrgicas, sino también a la indiferencia del episcopado y de una buena parte del clero portugués por la reforma de la reforma emprendida por Benedicto XVI en general y por la liberación de la misa “Extraordinaria” en particular.

3.- Además, no obstante este desconocimiento de la nueva situación litúrgica permitida por el gesto reconciliador del Santo Padre en el 2007, cerca de la mitad de los fieles encuentra instintivamente normal la coexistencia de las dos formas del rito romano en las parroquias. Ciertamente, conviene señalar que más del 40% de los católicos consideran anormal semejante cohabitación litúrgica, o sea mucho más que en Francia, que en Italia o que en Alemania, donde los refractarios representan (ver nuestras encuestas CSA 2008, Doxa 2009 y Harris 2010), en el peor de los casos, un cuarto de los católicos. Es sin embargo difícil concluir que la liturgia nueva haya encontrado en Portugal un consenso mayor que en otras partes. El ritmo de práctica de los católicos portugueses es, en efecto, casi tan débil como el de los franceses: apenas el 20% de ellos va a misa al menos una vez al mes. Por otra parte, a la pregunta sobre la actitud de los practicantes frente a la forma extraordinaria del rito romano, sólo menos del 9% rechaza categóricamente asistir. Dicho de otro modo, cuanto más practicantes son los portugueses interrogados, tanto más favorables a la Misa según la forma extraordinaria. Entonces está claro que es más por ignorancia que por ideología que el 40% juzga anormal la coexistencia de las dos formas del rito. Al límite, ellos hacen una simple constatación: la casi inexistencia de la liturgia tradicional en el país. En concreto su existencia misma, esto es un hecho, es “anormal” en este país.

4.- Finalmente, se habrá notado que un 53,5% de los practicantes “regulares” (o sea, de quienes van a la misa al menos una vez al mes), practicantes por la fuerza de los hechos en la forma ordinaria, se declaran prontos a asistir regularmente a la forma extraordinaria si ésta fuera celebrada en su parroquia, con diverso grado de frecuencia (todas las semanas, todos los meses, ocasionalmente). Desde este punto de vista, Portugal, aunque desconocedor del Motu Proprio, se ubica, sin embargo, en el sector alto de nuestra serie de encuestas.
No está tan bien como Italia (63%, sondeo Doxa 2009), pero está mejor que Alemania (44%, sondeo Harris interactive 2010) y mucho mejor que Francia (34%, sondeo CSA 2008). Mantenidos a distancia del debate litúrgico y no conociendo más que la liturgia moderna desde hace más de 35 años (desde mediados de los años ‘70 la misa tridentina había prácticamente desaparecido del país), los portugueses, sin embargo, están deseosos de rezar al ritmo de la liturgia tradicional, sin prejuicio alguno ideológico en su contra. Les faltan solamente sacerdotes valientes para hacérsela descubrir.
Una vez más, en Portugal como en todas partes, la pretendida recepción unánimemente favorable de la reforma litúrgica de Bugnini se revela un monumental engaño ideológico. Es el clero –y muy especialmente los obispos– quien mantiene esta cortina de humo contra la voluntad del Pueblo de Dios. Contrariamente al estribillo repetido por la gran mayoría de los teólogos postconciliares, la Iglesia no había sido nunca tan “piramidal” como hoy y los fieles tan poco escuchados.

5.- Este sondeo ha costado la suma de 5700 € TTC. Si desea participar con su financiamiento y permitirnos continuar nuestro trabajo de información, Usted puede dirigir su donativo a Paix Liturgique, 1 allée du Bois Gougenot, 78290 CROISSY-SUR-SEINE, Francia, dirigiendo su cheque a la orden de Paix Liturgique o por giro: IBAN: FR76 3000 3021 9700 0500 0158 593 - BIC: SOGEFRPP.

PS: En una carta precedente nos preguntábamos si estaríamos en condiciones de financiar en colaboración con amigos escoceses un sondeo sobre los deseos de los católicos de este bello país. Un generoso donante nos hizo posible este proyecto. Pedimos a todos nuestros amigos rezar por sus intenciones.