Octubre de 2013: EL PUEBLO SUMMORUM PONTIFICUM VUELVE A ROMA PARA LA CLAUSURA DEL AÑO DE LA FE
Correo 35
Imprimir Mandar a un amigoPartagez sur TwitterPartagez sur Facebook

 
 



Como la inmensa mayoría de los católicos, no conocíamos al cardenal Bergoglio antes de su aparición como el nuevo Papa en el balcón de San Pedro, el 13 de marzo. Por ello, el recién elegido Sumo Pontífice Francisco ni nos entusiasma ni nos inquieta, sólo tenemos un gran anhelo de conocerlo. Si sabíamos, en cambio, que cuando era arzobispo de Buenos Aires, apenas promulgado Summorum Pontificum, permitió de inmediato la forma extraordinaria del rito romano, aunque dispuso que su celebración fuera lo más limitada posible. Una postura, en fin de cuentas, semejante a la de la mayoría del episcopado...

Desde su elección, pues, seguimos con interés sus primeros gestos y escuchamos con atención sus primeras palabras. E intentamos no dejarnos llevar por la distorsión mediática que acompaña cada una de sus intervenciones. Aunque algunos gestos resultan sorprendentes (como la falta de bendición en la conferencia de prensa para “respetar la conciencia de cada uno”), otros son motivo de alegría, como las oraciones a la Virgen, a San Ignacio y a San Pío V durante la visita a Santa María Mayor. Sus palabras no tienen, es cierto, la riqueza doctrinal de las de Benedicto XVI, pero poseen la simplicidad y la claridad de una catequesis eficaz: la salvación por medio de la Cruz (homilía del 14 de marzo); la Iglesia, cuerpo místico de Cristo (a los cardenales, el 15 de marzo); comunicar la Verdad, el Bien y la Belleza (a los medios de comunicación, el 16 de marzo); el respeto a la Creación (el 16 de marzo en la misa de inauguración del pontificado); la omnipotencia de la misericordia divina (Ángelus del 17 de marzo).

En cuanto a nuestro interés específico, la plena reconciliación litúrgica dentro de la Iglesia, el anuncio de una nueva peregrinación del pueblo Summorum Pontificum a Roma, del 24 al 27 de octubre de 2013, constituye una señal alentadora.

A continuación, transcribimos el comunicado del Cœtus Internationalis Summorum Pontificum (CISP), del lunes 18 de marzo, seguido de algunos comentarios.



I – EL COMUNICADO DEL CISP


El Cœtus Internationalis Summorum Pontificum (CISP) tiene la alegría de anunciar que concluirá el Año de la Fe como lo había iniciado: con una peregrinación Ad Petri Sedem.

Después de la peregrinación de 2012, motivo de un fecundo provecho espiritual, el pueblo
Summorum Pontificum vuelve a Roma para manifestar la eterna juventud de la liturgia tradicional junto a la tumba del Apóstol. De este modo, el CISP quiere participar en la edificación y la armonía de la Iglesia universal, siguiendo con docilidad la acción del Espíritu Santo.

Alentado a “seguir adelante” por el cardenal Cañizares Llovera, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino, al término de la peregrinación de noviembre, el CISP había contactado, a principio de año, al cardenal Angelo Comastri, arcipreste de la basílica de San Pedro, a fin de celebrar allí la misa. El 14 de marzo, el cardenal Comastri confirmó que la basílica estará disponible el 26 de octubre próximo, a las 11 horas, para la celebración solemne, momento culminante de la peregrinación.

El
Cœtus Internationalis Summorum Pontificum agradece al cardenal Comastri su hospitalidad e invita a todos los grupos vinculados a la forma extraordinaria del rito romano a prepararse desde ahora por medio de la oración a la peregrinación y a colaborar activamente con su organización.


***

Constituido en julio de 2012, el
Cœtus Internationalis Summorum Pontificum es el organizador de la peregrinación a Roma del pueblo Summorum Pontificum (sacerdotes diocesanos o pertenecientes a comunidades, seminaristas, religiosos y fieles vinculados a la liturgia tradicional). Este año, el comité de dirección está compuesto por Giuseppe Capoccia, delegado general; Guillaume Ferluc, secretario general y el padre Claude Barthe, capellán. El Consejero Giuseppe Capoccia, funcionario italiano de alto rango, sucede al Consejero Riccardo Turrini Vita, nombrado juez de la Cámara de Apelaciones del Estado de la Ciudad del Vaticano el 31 de diciembre de 2012.

Contacto: +39 366 70 46 023 / cisp[at]mail.com
http://unacumpapanostro.com/




II –  LOS COMENTARIOS DE PAIX LITURGIQUE


1)  La fecha de la respuesta del cardenal Comastri, arcipreste de la basílica vaticana, el primer día del pontificado de Francisco, no resulta anodina; implica que gracias a las celebraciones iniciadas en 2009 y a la excelente impresión que ha dejado la peregrinación de 2012, la liturgia tradicional ya no es motivo de discusión en San Pedro. De alguna manera, es una respuesta a quienes anuncian la caducidad del Motu Proprio de Benedicto XVI. Y mal que les pese a quienes desean su revocación (como a quienes la temen), Summorum Pontificum, establecido como una ley para toda la Iglesia, sigue vigente.


2) Nuestro corresponsal en Roma nos informa que la misa solemne en San Pedro, del 26 de octubre, será precedida por una procesión en las calles de Roma, como el año pasado. Este será el punto culminante de la peregrinación. Pero nos recuerda que la peregrinación termina el domingo 27 de octubre, día de la fiesta de Cristo Rey, según el calendario litúrgico tradicional, o sea, la misma solemnidad que marcará el fin, según el calendario moderno, de la clausura del Año de la Fe, el 24 de noviembre de 2013. Lo cual no es una mera coincidencia, y los organizadores explican que ello se debe a su deseo de manifestar la unidad de la Iglesia universal. En el comunicado, declaran su empeño de “participar en la edificación y la armonía de la Iglesia universal, siguiendo con docilidad la acción del Espíritu Santo”, en clara alusión a las palabras dirigidas por el nuevo papa a los cardenales el 15 de marzo.