Correo 112 publicado el 5 Agosto 2021

UNA MANIFESTACIÓN DE ORACIÓN POR LA LIBERTAD DE LA MISA TRADICIONAL EN COSTA RICA

El sábado 31 de julio tuvo lugar en San José, la capital de Costa Rica, un tiempo de oración e interpelación ante la nunciatura de la Santa Sede en Costa Rica. Le pedimos a José Pablo Arias, presidente de la asociación Summorum Pontificum de este país centroamericano, que nos explique la situación de ellos y las acciones que han emprendido.


João Silveira - ¿Cuál es el nombre de vuestro grupo y cómo surgió?

José Pablo Arias - Nuestra agrupación se llama Asociación Summorum Pontificum Costa Rica, y surgió a partir del deseo de muchos fieles costarricenses de recuperar el tesoro precioso de la Santa Misa Tradicional en Latín en comunión visible con las autoridades eclesiásticas de nuestro país.

Fue conformada oficialmente en el 2016 bajo el cuidado pastoral del Instituto del Buen Pastor de Colombia, particularmente en ese momento bajo el auspicio del Abbé Grégory Lutz-Wiest y el respaldo y guía del sacerdote diocesano Reverendo Padre Sixto Eduardo Varela Santamaría, sin el cual no hubiésemos podido desarrollar nuestra iniciativa. Actualmente el Padre Sixto es el único párroco costarricense que sabe cómo celebrar la Misa Tradicional y ha sido nuestro capellán en los últimos 2 años.




João Silveira - ¿Cuántas personas hay en el grupo y quiénes son?

José Pablo Arias - Actualmente la junta directiva está conformada por 7 personas y contamos con más de 25 colaboradores directos. En las últimas Misas que se pudieron celebrar, asistían un promedio de 250 personas, principalmente jovenes. Además, hemos recolectado las firmas de más de 500 personas interesadas de todas partes del país, y nuestra página de Facebook consolida más de 12000 seguidores, pero esto es sólo el comienzo.

Nuestro grupo está conformado por todo tipo de personas, de diferentes lugares del país, mayores y jóvenes, pero sobre todo jóvenes y estudiantes


João Silveira - ¿Por qué se han interesado en la liturgia tradicional?

José Pablo Arias - El valor de la Misa es infinito, por lo que las razones pueden ser infinitas, no obstante, podemos enumerar la inherente solemnidad de la acción litúrgica tradicional, la belleza suprema de los ritos, el silencio que facilita la comunión con Dios, la universalidad en espacio y tiempo que nos une con nuestros antepasados en la fe, el uso del latín que como decía San Juan Pablo II, suscita un profundo sentido del misterio eucarístico, la coherencia y riqueza del leccionario de un año, y la inequívoca e irrenunciable primacía de Dios, que con los signos a los que nos invitan las rubricas tradicionales, nos permiten participar más vivamente en el Santo Sacrificio Eucarístico.




João Silveira - ¿Fueran ustedes responsable del regreso de la Misa Tradicional a Costa Rica?

José Pablo Arias - Después del Motu Proprio Summorum Pontificum donde se declaró inequívocamente que el Misal de San Pio V, que como sabemos puede remontarse en su esencia a San Gregorio Magno, nunca había sido abrogado, surgieron varios grupos interesados en el regreso de la Misa Tradicional en Costa Rica, y nosotros nos encargámos de la implementación de la celebración de la Misa tradicional en nuestro país.

No obstante, en nuestro caso siempre hemos procurado que la Misa pueda celebrarse en comunión visible con la jerarquía eclesiástica y en plena armonía con las comunidades parroquiales.

 

João Silveira - ¿Cómo es la situación de la Misa Tradicional en Costa Rica? ¿Hay otros grupos y celebraciones?

José Pablo Arias - Hasta el viernes 16 de julio, teníamos 2 celebraciones semanales y una dominical en la Parroquia Patriarca San José de Alajuela, ofrecidas por el R.P. Sixto Eduardo Varela Santamaría.

El Domingo 4 de Julio de 2021, se pudo celebrar la primera Misa Solemne en una parroquia desde la reforma litúrgica, donde participaron además del P. Sixto, un sacerdote del Instituto del Buen Pastor y un diácono de la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro, que nos visitaron específicamente para la ocasión. Fue una celebración sublime que conmovió de una manera especial a toda nuestra comunidad.

Conocemos de la existencia de la FSSPX en el país que tiene centros de Misa también en la provincia de Alajuela y otro grupo con presencia en la provincia de Cartago, pero no tenemos relación con dichos grupos.


 


João Silveira - ¿Qué sucedió después de la publicación del motu proprio Traditionis Custodes?

José Pablo Arias - El mismo día de la publicación, tanto el P. Sixto como la asociación, contactamos a Su Excelencia Monseñor Bartolomé Buigues Oller, TC, Obispo de Alajuela para que pudiésemos continuar la celebración armoniosa de la Misa en la Diócesis de Alajuela, según el artículo 3 del Motu Proprio.

Después de un tiempo de discernimiento, Mons. Bartolomé publicó un decreto que prohíbe absolutamente cualquier celebración de la Misa Tradicional en Latín. Este decreto fue precedido por una serie de directrices de la Conferencia Episcopal de Costa Rica, que sigue la misma línea, una absoluta prohibición y una severidad inusitada a los deseos legítimos de un cuidado pastoral hacia nuestros fieles, sin considerar el art. 3 del Motu Proprio Traditiones Custodes.

Desde ese momento, no hemos podido participar más de la celebración de la Misa según el Usus Antiquior.


João Silveira - ¿Cómo vuestro grupo ve estas decisiones? ¿Qué impacto tuvo en su grupo?

José Pablo Arias - Con muchísimo dolor y consternación. Al ver que nos tan añorado por nuestros fieles ha sido rechazado mientras tantos insisten tanto en escuchar los derechos de los laicos. Este sufrimiento lo hemos sobrellevado con la oración, a la que hemos recurrido sin cesar desde la publicación de estos decretos. El grupo se ha mantenido unido, tratando de asociar el dolor causado por esta prueba con los sufrimientos de Nuestro Señor en la cruz.


 


João Silveira - ¿Estáis decididos a luchar por el Rito Tradicional? ¿Con qué acciones concretas?

José Pablo Arias - Quisiéramos citar a Benedicto XVI que en el prefacio de la traducción rusa de sus Obras completas sobre liturgia decía "La causa más profunda de la crisis que ha afectado a la Iglesia reside en el oscurecimiento de la prioridad de Dios en la liturgia […] La existencia de la Iglesia vive de la celebración adecuada de la liturgia y ... la Iglesia corre peligro cuando el primado de Dios ya no aparece en la liturgia ni, por tanto, en la vida.”

El Señor nos ha mostrado la belleza de la Liturgia Tradicional y el papel que juega en la recuperación de la crisis actual de la Iglesia, a través de numerosos frutos espirituales que hemos constatado en nuestro grupo, por lo que no podremos olvidarnos de la Misa Tradicional.

Además de nuestro itinerario de oración privada, hemos realizado una jornada de oración publica frente a la Nunciatura Apostólica, durante la cual el Sr. Nuncio de Costa Rica nos ha ofrecido su ayuda para el diálogo con los Obispos, para que se aplique el cuidado pastoral provisto por el art. 3 de Traditiones Custodes.

De esta forma continuaremos este diálogo y si fuese necesario las jornadas de oración pública en absoluto respeto a nuestras autoridades eclesiásticas.

Haremos todo lo posible desde un punto de vista canónico y espiritual por el restablecimiento de la Misa Tradicional en la Iglesia visible de Costa Rica.


João Silveira - ¿Qué mensaje o petición quereis dejar a los católicos del resto del mundo?

José Pablo Arias - Hemos seguido muy de cerca las múltiples reacciones de los Obispos al Motu Proprio de S.S. el Papa Francisco alrededor del mundo, y hemos constatado con alegría que la mayoría de las respuestas han sido favorables a un verdadero cuidado pastoral de los fieles.

Ya que no podemos decir lo mismo de nuestro caso, les pedimos humildemente su oración, para que la ayuda divina nos sostenga en esta prueba, para que no dejemos de ser fieles al Señor y a su Iglesia y que tengamos las fuerzas de luchar por la Misa Tradicional en este pequeño país. 


https://www.youtube.com/watch?v=1SIobGdsTwc




REFLEXIONES DE PAIX LITURGIQUE


1 - La primera reflexión que nos viene a la mente es señalar una vez más que el interés por la liturgia tradicional no es un "asunto franco-francés", como decimos en París o Roma, o como dicen hoy los obispos italianos "un assunto franco-americano" pero sí una realidad universal ... lo que publicamos hace un año al señalar que la liturgia tradicional ahora se celebraba en más de 95 países del mundo: un desarrollo que no se detendrá.

2 - Entonces podemos notar que si la liturgia tradicional se ha desarrollado en Costa Rica gracias a la atención misionera del Instituto del Buen Pastor, un Instituto “ex” Ecclésia dei, también hay sacerdotes diocesanos que se han conquistado en Costa Rica a través de la apertura ofrecida por Summorum Pontificum que, con una preocupación por la Paz, la Fe, la Caridad y el Amor de la Liturgia y de la Iglesia, participó de esta hermosa obra del Renacimiento Católico ... no olvidemos tampoco que en Costa Rica hay también sacerdotes y fieles adscritos a la Fraternidad San Pío X ... lo que significa que, como en casi todos los países de hoy, la liturgia tradicional no es prerrogativa ni propiedad de un grupo en particular, sino una riqueza común a todos los católicos.

3 - Finalmente,  ver en esta improbable manifestación, al otro lado del mundo, el surgimiento de esta visión que tuvo el padre Claude Barthe, hace tres semanas, al día siguiente de la publicación de Traditionis Custodes, que un día pronto será en frente a 10, 20, 30 o incluso más nunciaturas que los católicos levantarán sus oraciones para que la Paz y la Justicia se establezcan nuevamente en la Iglesia.

Sí, oremos para que se restablezca la "LIBERTAD PARA LA LITURGIA TRADICIONAL" y para que los amigos de la Paz comprendan que no deben tocar a nuestros sacerdotes.